634 410 336

              Mikel Urroz

El Quiromasajista no sólo trabaja el músculo afectado, sino que debe conocer perfectamente el origen de la lesión que motiva la dolencia, favoreciendo igualmente la circulación sanguínea y estimulando el sistema nervioso proporcionando de esta forma una situación de bienestar en el receptor.

La combinación de acciones y efectos generan una respuesta sobre los diferentes tejidos y órganos, así como cambios positivos y equilibrantes sobre los diferentes estados de ánimo y de la energía. El quiromasaje realiza una aplicación y correcta distribución de las energías corporales, propiciada por su carácter sensorial, por lo que se muestra especialmente eficaz en determinadas afecciones como el estrés, resultando sedante y relajante ya que hace disminuir el cansancio físico y mental.

Con el paso de los años he comprobado que no todas las dolencias que no se alivian con el masaje, porque aumentan o empeoran, no se deben a causas físicas como las que describo en la sección de las contraindicaciones más abajo, sino que algunas de estas dolencias corresponden a somatizaciones de desequilibrios energéticos producidos por muy diferentes causas. Para solucionar estos problemas concretos, hace años me ví obligado también a especializarme en el campo de las energías, y esa es la razón por la que, a parte del quiromasaje, también aplico, según los casos, técnicas de sanación energética, reconexión y alineamiento cuántico.

La duración de una sesión de quiromasaje o de energía es indeterminada, dependiendo de los casos, si bien no es aconsejable una duración superior a una hora. En ocasiones se puede precisar de más de una sesión para paliar la dolencia.

Volver

mikelau.ma@gmail.com                                                           IRUN (Gipuzkoa)